Problema VS Situación difícil

Problema VS Situación difícil

Seguramente muchas veces te sientes superado por los problemas, percibes que son demasiados y no te crees capaz de solucionarlos, o no encuentras la fortaleza para hacerlo, tal vez no reconoces soluciones posibles para ellos y te das por vencido, permites que te derroten.Tal vez sucede que no conoces a ciencia cierta ¿qué es un problema?, ¿cuáles de todos los problemas que sientes sobre tus hombros realmente te pertenecen?, o no conoces los medios para buscar la pluralidad de los recursos que te permitan resolverlos.

No pretendo solucionarte la vida con mis palabras, pretendo sencillamente ayudarte a reconocer, entender y analizar los problemas que te acechan , para que luego conozcas cómo profundizar en la búsqueda de su solución.

Mi primera recomendación es que te sientes cómodamente, con una bebida deliciosa en tus manos, de preferencia no alcohólica, y que abras tu mente, que la prepares para recibir y acaparar toda la información posible, toda la información que sientas que te pueda ser útil. Siente que tu cerebro se encuentra dispuesto a reflexionar. Respira profundamente varias veces y ahora, más relajado y con mayor concentración disponte a continuar leyendo.

¿Cómo saber si un problema realmente te pertenece, realmente te corresponde preocuparte y ocuparte por su solución? Comencemos con un ejemplo sencillo y que suele suceder con abundante frecuencia, si no te sucede como padre te ha sucedido quizás como hijo o conoces a alguna persona que encaje en el ejemplo. Cierto adolescente se encuentra en la etapa final de su etapa escolar, justo en la que se debe comenzar a tomar las decisiones para elegir la carrera que se desea estudiar como universitario, este chico de la historia comenta a sus padres que no desea continuar sus estudios, tiene planes muy diferentes para su vida, quiere comenzar un negocio con un amigo y desea que esta sea su forma de progresar económicamente, de lo cuál tampoco está completamente convencido por miedo a que no resulte como él lo desea o espera.

¿Crees que el muchacho quiere para su vida algo descabellado?, ¿cuál consideras que debe ser la reacción correcta de sus padres?, ¿tienen sus padres un problema, o es el muchacho quien lo tiene?

Partiremos de la premisa de que un problema es una situación o cuestión que genera malestar, disgusto, que resulta ser un obstáculo para el normal desenvolvimiento de las cosas, pero, las principales características de un problemas son: que necesita una solución y que implica para llegar a ésta, la toma de decisiones.

Si no se cumple estas condiciones, no es un problema, para la persona en específico, puede ser un problema para alguien más, pero no para quien no puede o no debe solucionarlo ni tomar decisiones para ello.

Ahora, ¿tienen sus padres un problema, o es el muchacho quien lo tiene?

Para comprender y aceptar la vida como es, debemos comenzar por dilucidar qué es cada cosa, todo debe ser llamado por su nombre en aras de facilitar la comprensión y quitar peso innecesario al asunto en cuestión.

Por tanto, los padres del muchacho NO tienen un problema, se encuentran en una situación difícil, en la que les corresponde ayudar a su hijo a clarificar sus opciones.

En innumerables ocasiones cargamos con el peso de asuntos que nos nos compete llevar sobre nuestras espaldas, donde no tenemos voz ni voto y solamente nos corresponde acompañar a quien esté sufriendo, escucharle y brindarle nuestras manos para que se levante si es que la batalla le tiene derrotado. Debemos aprender a no colmarnos de todos los problemas que nos rodean, es importante saber que a veces es mejor permitir que el resto de las personas solucionen sus vidas a su manera, de la forma que mejor sepan, como también debemos aceptar que nos tocará en muchas ocasiones tomar las decisiones y no podemos pretender que otros lo hagan por nosotros. La vida dista totalmente de ser perfecta, se presentarán tantas angustias y sufrimientos como puedas imaginarte, la gracia está en saber que así será, en saber que no puedes tampoco encontrar soluciones perfectas, pero que lo vas a hacer lo mejor que sepas o puedas.

No existe una fórmula mágica para solucionar los problemas, pero se pueden enfrentar con mayor facilidad. Primeramente debes preguntarte lo más objetivamente posible si lo que está sucediendo es realmente un problema, o si es una situación difícil que no conlleva solución, si puedes tú resolverlo, si te corresponde a ti tomar la decisión que lo solucione, aquí está implícito el segundo paso, identificar si este problema es realmente tuyo.

Continuando con el ejemplo, puede suceder que los padres decidan que lo mejor para su hijo es estudiar, a pesar de que no es lo que este quisiera, y el chico entonces se postula para varias carreras y termina cursando una profesión que realmente no le agrada, lo cuál crea otras angustias en su vida. En este caso el muchacho no tomó la decisión, pero sí la ejecutó. El problema sigue siendo del adolescente, en todo momento lo fue aunque no le permitieron decidir. La responsabilidad de la decisión debe ser siempre de la persona que la lleva a cabo, que la efectúa.

También puede suceder que te encuentres en un momento de tu vida en el que tienes con seguridad muchos dilemas que solucionar, pero ¿realmente haces algo para resolverlos?, ¿o simplemente te sientas todos los días frente a alguien que te escucha, para quejarte de lo mal que te va todo? ¿has organizado los conflictos en el orden en que es prioritario para ti solucionarlos, para después realmente intentar encontrar la mejor manera de resolverlos?. Quizás es un buen lugar por el que comenzar.

El siguiente paso es plantearte el problema con todo lujo de detalles, analizarlo profundamente, y lo principal, buscar todas las alternativas que puedan satisfacerlo, aunque no te resulten agradables, aunque las creas imposibles, piensa, deja volar tu imaginación, tres, cuatro, cinco opciones, más, no temas, es la única forma de quedar satisfecho cuando se llega a la conclusión del dilema. En este paso puedes permitir que te ayuden, a veces quienes están cerca de nosotros pueden ver opciones diferentes, en las que aún no hemos reparado. Piensa, analiza, compara, considera, examina, pero no tomes tu decisión sin antes haber agotado todas las alternativas. Debes pensar en quién eres y qué tienes ahora y quién serás o qué tendrás luego de decidir, debes pensar también en si serás capaz de soportar los efectos de la decisión que tomes, no te engañes a ti mismo, pregúntate ¿podré con esto, cómo me voy a sentir, puedo resistirlo?. Si no te crees capaz de tolerar los resultados, entonces sigue buscando.

Luego te corresponde HACER, poner en práctica lo que llevas pensando y analizando, haz, emprende, realiza, ejecuta. Si pasa el tiempo y crees que no tomaste el camino correcto y te sientes infeliz como estás, ¿qué puedes hacer?, ¿deprimirte, continuar siendo infeliz por miedo o para no reconocer que te equivocaste, terminar con tu existencia? NO. Empieza de cero nuevamente, busca nuevas opciones o recicla las que ya tenías, es el ciclo de la vida.

No siempre se cuenta con el tiempo para dejarnos llevar, ni se debe postergar eternamente la solución de un problema, porque luego alrededor se crearán otros, no debemos dormirnos en la búsqueda infinita. Sé valiente, agarra la vida por tu cuenta, no pretendas ni permitas que otros lo hagan por ti, aunque te quieran y solo deseen tu bienestar todos los seres humanos somos diferentes, sentimos y pesamos diferente, la mejor solución para el otro no tiene porqué ser la tuya. Comprende que te va a tocar vivir cosas desagradables, que vas a sentirte sin fuerza ni ánimo de seguir, te va a suceder y debes saber que también pasarán, que podrás ver el sol luego de tanto vacío y tinieblas, pero no esperes a que lo solucionen por ti, nadie conoce mejor que tú mismo lo que necesitas y deseas.

¡Si existe un problema, existe una solución!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s