¿Existe la felicidad o solo momentos felices?

¿Existe la felicidad o solo momentos felices?

Muchas veces me he preguntado si soy feliz, creo que a todas o  a casi todas las personas nos lo preguntan con cierta frecuencia, si no solemos pensar directamente que no lo somos. Erróneamente se posee y se transmite generacionalmente el afamado concepto popular que dice:

“La felicidad no existe, solo existen los momentos felices”

Seguir leyendo “¿Existe la felicidad o solo momentos felices?”

VER U OBSERVAR

VER U OBSERVAR

Está claro que tienen una gran diferencia estos dos verbos, ver es el mero acto de percibir con el sentido de la vista, observar es profundizar, ser meticuloso con la mirada, notar los pequeños detalles, adquirir conocimiento, prestar verdadera atención.

Estamos condicionados para ver, según las características físicas de nuestros ojos, sin embargo no podemos archivar en la memoria cada cosa que observamos, sino nos encontraríamos atiborrados de información innecesaria, o andaríamos por las calles como en cámara lenta por la necesidad de detallarlo todo.

PERO: Seguir leyendo “VER U OBSERVAR”

Problema VS Situación difícil

Problema VS Situación difícil

Seguramente muchas veces te sientes superado por los problemas, percibes que son demasiados y no te crees capaz de solucionarlos, o no encuentras la fortaleza para hacerlo, tal vez no reconoces soluciones posibles para ellos y te das por vencido, permites que te derroten.Tal vez sucede que no conoces a ciencia cierta ¿qué es un problema?, ¿cuáles de todos los problemas que sientes sobre tus hombros realmente te pertenecen?, o no conoces los medios para buscar la pluralidad de los recursos que te permitan resolverlos. Seguir leyendo “Problema VS Situación difícil”

¿Puedo cambiar? O ¿Quiero cambiar?

¿Puedo cambiar? O ¿Quiero cambiar?

Sí, todos hemos dicho alguna vez “yo soy así, no puedo cambiar”, cuando la realidad es muy distinta.

La infancia es la etapa donde se empiezan a crear poco a poco los estratos de la personalidad, por supuesto la genética influye en este proceso, pero no determina. Ahora, dejando un poco de lado los tecnicismos, podemos decir que es el niño el que conduce al adulto que eres hoy, toda la información que recibiste y tu forma de interpretarla te han convertido en quien eres. Muchas veces procesos inconscientes son los que dieron lugar a la creación de ese magnífico “YO” que eres hoy Seguir leyendo “¿Puedo cambiar? O ¿Quiero cambiar?”